Los seres humanos estamos perfectamente programados para realizar nuestra misión de vida en este plano.

Funcionamos como un computador, tenemos un campo áurico, estructura energética con forma ovoidal, donde se van grabando todas las experiencias agradables y desagradables vividas, es decir, archivamos información correcta (luz) y errónea (oscuridad) en nuestro Huevo Áurico.

Al vivenciar situaciones en las que se ha producido algún trauma tanto físico como psicológico, al experimentar emociones de baja vibración, mal llamadas ¨negativas¨ como penas, rabia, odio, se van formando estructuras de energía densa que son las que pueden llegar a provocar desequilibrios en el cuerpo físico (patologías) y generar un estancamiento en nuestra evolución como Ser de Luz.

Para acompañarte en este camino de autoconocimiento y ayudarte a desbloquear los canales de luz, te invitamos a vivir la experiencia de una purificación profunda del alma, darte unos minutos de relajo, para sentir como se restituye el flujo de energía/consciencia nuevamente. Vuelve a sentir la armonía y la plenitud al re-conectarte con el amor universal y desde ahí, vivir plenamente cada día en la prosperidad. Cada sesión es una experiencia única de reencuentro contigo mismo/a.

cabecera7